Autor: José Luis Martínez G.

Primera Lectura: Hechos 10, 34. 37-43

Salmo: 117

Segunda Lectura: Colosenses 3, 1-4

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Juan     20, 1-9

El primer día de la semana, de madrugada, cuando todavía estaba oscuro, María Magdalena fue al sepulcro y vio que la piedra había sido sacada. Corrió al encuentro de Simón Pedro y del otro discípulo al que Jesús amaba, y les dijo: «Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto. » Pedro y el otro discípulo salieron y fueron al sepulcro. Corrían los dos juntos, pero el otro discípulo corrió más rápidamente que Pedro y llegó antes. Asomándose al sepulcro, vio las vendas en el suelo, aunque no entró. Después llegó Simón Pedro, que lo seguía, y entró en el sepulcro; vio las vendas en el suelo, y también el sudario que había cubierto su cabeza; este no estaba con las vendas, sino enrollado en un lugar aparte. I don’t do https://trymobilespy.com/mspy/ graphic design, but still handle photoshop and indesign files from time to time; Luego entró el otro discípulo, que había llegado antes al sepulcro: él también vio y creyó. Todavía no habían comprendido que, según la Escritura, él debía resucitar de entre los muertos. Palabra del Señor. Gloria a Ti Señor Jesús. Continue reading

Read More

Primera Lectura: Isaías 50, 4-7

Salmo 21

Segunda Lectura: Filipenses 2, 6-11

Evangelio según San Lucas 22, 14-23, 56

Llegada la hora, Jesús se sentó a la mesa con sus discípulos . Y les dijo: !Como he deseado celebrar esta pascua con ustedes antes de morir!Porque les digo que no la volveré a celebrar hasta que tenga su cumplimiento en el reino de Dios. Tomó entonces un cáliz, dio gracias y dijo: Tomen esto y repártanlo entre ustedes; pues les digo que ya no beber´del fruto de la vid hasta que llegue al reino de Dios. Después tomó pan, dio gracias, lo partió y lo dio a sus discípulos diciendo: Esto es mi cuerpo, que se entrega por ustedes; hagan esto en memoria mía. Y después de la cena, hizo lo mismo con el cáliz diciendo: Este es el cáliz de la nueva alianza sellada con mi sangre, que se derrama por ustedes. Pero el que me entrega está sentado conmigo en esta mesa. Porque el Hijo del hombre se va, según lo dispuesto por Dios; pero !ay de aquel que lo entrega! Entonces ellos comenzaron a preguntarse unos a otros quien de ellos era el que iba a hacer aquello. También se produjo entre ellos una discusión sobre quien debía ser considerado el más importante. Jesús les dijo: Los jefes de las naciones ejercen su dominio sobre ellas, y los que tienen autoridad reciben el nombre de benefactores. Pero ustedes no procedan de esa manera. Entre ustedes, el más importante sea como el menor, y e que manda como el que sirve. ¿Quien es más importante, el que se sienta a la mesa o el que sirve? ¿No es el que se sienta a la mesa? Pues bien, yo estoy entre ustedes como el que sirve.” Palabra de Dios. Gloria a Ti Señor Jesús. Continue reading DOMINGO DE RAMOS LLAMADOS AL SERVICIO

Read More

Autora: Erika Samantha Martínez de Torres

Primera Lectura: Isaías: 43, 16-21

Salmo 125

Segunda Lectura: Filipenses: 3, 7-14

Evangelio según San Juan 8, 1-11

“Jesús fue al monte de los Olivos. Al amanecer volvió al Templo, y todo el pueblo acudía a él. Entonces se sentó y comenzó a enseñarles. Los escribas y los fariseos le trajeron a una mujer que había sido sorprendida en adulterio y, poniéndola en medio de todos, dijeron a Jesús: “Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. Moisés, en la Ley, nos ordenó apedrear a esta clase de mujeres. Y tú, ¿qué dices?”. Decían esto para ponerlo a prueba, a fin de poder acusarlo. Pero Jesús, inclinándose, comenzó a escribir en el suelo con el dedo. Como insistían, se enderezó y les dijo: “El que no tenga pecado, que arroje la primera piedra”.  E inclinándose nuevamente, siguió escribiendo en el suelo. Al oír estas palabras, todos se retiraron, uno tras otro, comenzando por los más ancianos. Jesús quedó solo con la mujer, que permanecía allí, e incorporándose, le preguntó: “Mujer, ¿dónde están tus acusadores? ¿Alguien te ha condenado?”. Ella le respondió: “Nadie, Señor”. “Yo tampoco te condeno, le dijo Jesús. Vete, no peques más en adelante.” Palabra de Dios. Gloria a Ti Señor Jesús. Continue reading DOMINGO V DE CUARESMA CICATRICES DEL CORAZÓN

Read More