DOMINGO II DEL TIEMPO ORDINARIO: JESÙS REVELA SU DIVINIDAD

Autor: Luis Carlos Madrigal

Primera Lectura: Isaías: 62, 1-5

Salmo Responsorial: 95

Segunda Lectura: 1 Corintios: 12, 4-11

Evangelios según San Juan: 2, 1-11

“En aquel tiempo, hubo una boda en Caná de Galilea, a la cual asistió la madre de Jesús. Este y sus discípulos también fueron invitados. Como llegara a faltar el vino, María le dijo a Jesús: “Ya no tienen vino”. Jesús le contesto:  “Mujer, ¿qué podemos hacer tú y yo? todavía no llega mi hora”. Pero ella dijo a los que servían: “Hagan lo Él les diga”. Había allí seis tinajas de piedra, de unos cien litros cada una, que servían para las purificaciones de los judíos Jesús dijo a los que servían: “Llenen de agua esas tinajas”. Y las llenaron hasta el borde. Entonces les dijo: “Saquen ahora un poco y llévenselo al encargado de la fiesta”. Así lo hicieron, y en cuanto el encargado de la fiesta probó el agua convertida en vino, sin saber su procedencia, porque solo los sirvientes la sabían, llamó al novio y le dijo “Todo el mundo sirve primero el vino mejor, y cuando invitados ya han bebido bastante, se sirve el corriente. Tú, en cambio, has guardado el vino mejor hasta ahora”. Esto que Jesús hizo en Caná de Galilea fue el primero de sus signos. Así manifestó su gloria y sus discípulos creyeron en Él”. Palabra de Dios. Gloria a Ti Señor Jesús.

Jesús revela su Divinidad

EVENTO: una boda.

LUGAR: Caná, Galilea.

INVITADOS: Jesús, María y los Apóstoles, entre otros muchos más.

Este evento tiene lugar antes que Jesús entre a su “vida pública”. Sucede que en determinado momento de la fiesta se les termina el vino, el cual era la bebida habitual en todo festejo, y tal vez única, pues en esa época no existían refrescos embotellados ni otras bebidas para un festejo tan importante.

Sucede que a la Virgen María le preocupa que, para lo que resta de la fiesta, ésta pudiese perder su alegría, al no haber que  beber y como buena intercesora que es y sabiendo que Jesús su Hijo “puede hacer algo al respecto”, Ella le dice: “YA NO TIENEN VINO” , a lo que Jesús le responde conociendo el deseo de Su Madre: “QUE PODEMOS HACER TU Y YO” (no la deja fuera del problema, sino como que la invita a insistirle) .

Así, Ella le dice a los que servían el vino: “HAGAN LO QUE EL LES DIGA”. Como amorosa Madre, adelanta el reloj de los milagros de Jesús, pues Él le dice también: ” MI HORA NO LLEGA TODAVÍA”. Pero obediente a la autoridad de Su Madre pide a los que servían, que llenasen con agua las seis tinajas de piedra y sabiendo lo que tenía que hacer, debió dar gracias y encomendarse a Su Padre para que pudiera el agua convertirse en “vino bueno”, iniciando aquí también el testimonio de quién era Él, despertar la fe y el aprendizaje para sus Apóstoles.

Tan respetuoso como hasta hoy es Jesús de nuestra libertad y libre albedrío, que les pide a los que servían el vino que sacaran un poco del “vino nuevo” y se lo llevaran al encargado de la fiesta, primero para su visto bueno, pudiendo haber dicho sírvanlo ahora, como tal vez lo hubiéramos hecho nosotros para vanagloria propia. Sin embargo, siguió las reglas de urbanidad y pidió que fuera el encargado de la fiesta que diera el visto bueno al “vino nuevo” para luego servirlo a los invitados.

Nuestro Señor tiene siempre “el mejor vino” para nosotros, solo espera que se lo pidamos, pues sabe que mientras nos queramos saciar con el “vino barato, aguado y malo” que nos ofrece el mundo, nos alejamos de El, pues así embriagados no acertamos a encontrar el lugar en donde se sirve “el mejor vino = Su Amor por nosotros”.

Si algo quiere Jesús para nosotros es que vivamos felices y esto se obtiene tanto DANDO (de lo que tengas, así sea lo más humilde como lo es el agua), como Él nos dio Su vida (lo que tenía, recuerda que no poseía nada); como RECIBIENDO de Él, el VINO MEJOR: la Eucarístía. Dios nos Bendiga…

Señor Jesús, Rescata a mi Familia. ¡Amén!

Señor Jesús, Restaura a mi Familia.  ¡Amén!

Señor Jesús, Salva a mi familia. ¡Amén!

No Responses to “DOMINGO II DEL TIEMPO ORDINARIO: JESÙS REVELA SU DIVINIDAD”

Leave a Reply