DOMINGO III DEL TIEMPO ORDINARIO JESÙS NOS TRAE LA SALVACIÒN

Autor: José Luis Martínez G.

Primera Lectura: Nehemías 8, 2-4a.5-6.8-10

Salmo Responsorial: Salmo 18

Segunda Lectura: 1 de Corintios 12, 12-30

Evangelio según san Lucas: 1, 1-4; 14-21

“Puesto que muchos han intentado narrar ordenadamente las cosas que se han verificado entre nosotros, tal como nos las han transmitido los que desde el principio fueron testigos oculares y servidores de la Palabra, he decidido yo también, después de haber investigado diligentemente todo desde los orígenes, escribírtelo por su orden, ilustre Teófilo, para que conozcas la solidez de las enseñanzas que has recibido.Jesús volvió a Galilea por la fuerza del Espíritu y su fama se extendió por toda la región. Iba enseñando en sus sinagogas, alabado por todos.Vino a Nazaret, donde se había criado, entró, según su costumbre, en la sinagoga el día de sábado, y se levantó para hacer la lectura. Le entregaron el volumen del profeta Isaías, desenrolló el volumen y halló el pasaje donde estaba escrito:El Espíritu del Señor sobre mí, porque me ha ungido para anunciar a los pobres la Buena Nueva, me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, para dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor.Enrolló el volumen, lo devolvió al ministro y se sentó. En la sinagoga todos los ojos estaban fijos en él. Comenzó, pues, a decirles: «Esta Escritura que acaban  de oír se ha cumplido hoy.” Palabra de Dios. Gloria a Ti Señor Jesús.

El Plan de Salvación de Jesús

Como dijera san Marcos: El tiempo se ha cumplido, o bien, como lo dijera san Pablo: Llegada la plenitud de los tiempos, es ahora san Lucas quien nos da a conocer, a su manera, el Plan de Jesús, para llevar a cabo la salvación del hombre de todos los tiempos. Evangelizar a los pobres, liberar a los cautivos, liberar a los oprimidos y declarar un año de gracia del Señor, todas esas frases conforman el Plan de Jesús para salvar al hombre de las garras de satanás. Si Jesús fuera un político, entenderíamos como “muy ambicioso” su Plan. Pero, a medida que leemos su Evangelio, nos damos cuenta que nunca se apartó de sus principios ni un ápice, permaneció fiel a lo que desde el principio se fijó y fue fiel a sus promesas. ¡Que diferencia de los políticos actuales!

Jesús no se anda con rodeos: Ataca en el lugar y en el momento adecuado, en una Sinagoga, cuando el pueblo de Israel sufría la opresión de sus enemigos. Jesús muestra sus “credenciales” e inicia fundando su Plan en lo que los Profetas de antiguo había dicho acerca del Mesías. Las palabras del Profeta adquieren gran significado en labios de Jesús, se las aplica a su Persona y declara que Èl es el Mesías. Jesús actualiza la Biblia al declarar que en ese momento las palabras del Rollo se han cumplido en Él. Lástima que no las entendieron. Se les hizo ‘poca persona’ quien estaba hablando. ¿No será que hoy muchos de nosotros nos parecemos a esos nazarenos que no vieron más allá del hombre y sus palabras?

El “hoy” de nuestra salvación resuena en esas palabras que Jesús leyó en la Sinagoga. Están a nuestra disposición, son para que cada uno elija en que frase se ajusta su vida actual: Sea entre los pobres, los oprimidos los cautivos, en fin, tenemos la salvación de nuestras almas a la mano. No debemos vacilar, es nuestra gran oportunidad, no la dejemos pasar.

Pero, atrás de las Palabras de Jesús se encuentra el hecho de que “sin Él nada podemos hacer”. Lo necesitamos, dependemos de Él, solo con Él es posible lograr nuestra salvación, la cual ya nos ha sido dad, solo necesitamos hacerla nuestra. ¿Cómo? Aceptando a Jesús, no solo como nuestro Salvado, sino como nuestro Señor, dueño de todas las áreas de nuestra vida. Por tanto mis queridos Hermanos, es tiempo de cambiar nuestro estilo de vida y ajustarnos a ese Hombre-Dios que derramó la sangre por nuestra salvación.

Señor Jesús, Rescata a mi Familia. ¡Amèn!

Señor Jesús, Restaura a mi Familia. ¡Amèn!

Señor Jesús, Salva a mi Familia. ¡Amèn!

No Responses to “DOMINGO III DEL TIEMPO ORDINARIO JESÙS NOS TRAE LA SALVACIÒN”

Leave a Reply