DOMINGO V DE PASCUA LES CONVIENE QUE YO ME VAYA

Autor: Luis Mario Hernández Hernández

Primera Lectura: Hechos de los Apóstoles: 15, 1-2. 22-29

Salmo: 66

Segunda Lectura: Apocalipsis: 21, 10- 14. 22-23

Evangelio según San Juan: 14, 23-29.

“En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “El que me ama, cumplirá mi palabra y mi Padre lo amará y vendremos a él y haremos en él nuestra morada. El que no me ama no cumplirá mis palabras. Y la palabra que están oyendo no es mía, sino del Padre, que me envió. Les he hablado de esto ahora que estoy con ustedes; pero el Paráclito, el Espíritu Santo que mi Padre les enviará en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les recordará todo cuanto yo les he dicho. La paz les dejo, mi paz les doy. No se las doy como la da el mundo. No pierdan la paz ni se acobarden. Me han oído decir: ‘Me voy, pero volveré a su lado’. Si me amaran, se alegrarían de que me vaya al Padre, porque el Padre es más que yo. Se los he dicho ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda, crean”. Palabra de Dios. Gloria a Ti Señor Jesús.

Les Conviene que Yo me Vaya

El comentario que puedo dar acerca de esta parte del Evangelio, es lo importante que es para nosotros creer completamente en Jesús, que entendamos esa parte que se desliga de la parte humana, la completa divinidad de su ser y el complemento que es Él con el Padre y el Espiritú Santo.

Quién ama definitivamente y acepta totalmente a Jesús, en forma absolutoa  sin condiciones, se convierte en una morada del Señor, pero si no amamos a Jesús nos quedamos varados en sólo considerar la parte humana de su paso por el mundo,  negamos su Divinidad y al mismo tiempo no aceptamos la Palabra de Dios nuestro Padre.

Nos comunica la importancia de la relación que hay entre su misión de redención y salvación y el envío del Espiritú Santo por parte de Dios Padre, lo cual constituye el cumplimiento de su entrega total, por lo que esto nos debe traer gozo y no tristeza.

Jesús nos deja su paz, esa paz que como seres humanos apegados a este mundo no comprendemos, esa paz que es totalmente diferente a la paz que el mundo nos deja por tener un empleo, un ingreso, y contar con bienes materiales, pero no comprendemos la paz de la fe, la esperanza y la confianza en Dios, esa paz que nos ilumina ante las adversidades del mundo, por causa del desempleo, problemas sociales, enfermedades, etc., y que a veces nos deprimen tan fácilmente.

Nos deja la esperanza de su regreso y nos manifiesta además lo grande que es Dios nuestro Señor, que no hay mayor grandeza que Él, y que cuándo Él regrese debe ser causa de nuestro gozo y alegría.

Debemos creer en Jesús, en su Palabra que es la Palabra de Dios nuestro Señor, porque lo importante de nuestra fe no es el haber visto, sino el haber creído, no es el haber encontrado, sino el haber buscado, y la mayor buenaventura es conocer y amar a Jesús.

Señor Jesús, Rescata a mi Familia. ¡Amén!

Señor Jesús, Restaura a mi Familia. ¡Amén!

Señor Jesús, Salva a mi Familia. ¡Amén!

No Responses to “DOMINGO V DE PASCUA LES CONVIENE QUE YO ME VAYA”

Leave a Reply