EVANGELIO 06 DE ENERO DE 2013-LA BÙSQUEDA DE DIOS

Autor: José Luis Martínez González

Primera Lectura: Isaías 60, 1-6

Salmo: 72

Segunda Lectura: Efesios 3, 2-3.5-6

Evangelio según San Mate: 2, 1-12

Jesús nació en Belén de Judea en tiempos del rey Herodes. Entonces, unos magos de Oriente se presentaron en Jerusalén preguntando: «¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto salir su estrella y venimos a adorarlo.» Al enterarse el rey Herodes, se sobresaltó, y todo Jerusalén con él; convocó a los sumos sacerdotes y a los escribas del país, y les pregun­tó dónde tenía que nacer el Mesías. Ellos le contestaron: «En Belén de Judea, porque así lo ha escrito el profeta: “Y tú, Belén, tierra de Judea, no eres ni mucho menos la última de las ciudades de Judea, pues de ti saldrá un jefe que será el pastor de mi pueblo Israel.”» Entonces Herodes llamó en secreto a los magos para que le precisaran el tiempo en que había aparecido la estrella, y los mandó a Be­lén, diciéndoles: «Vayan y averigüen cuidadosamente qué hay del niño y, cuando lo encuentren, avísenme, para ir yo también a adorarlo.» Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino, y de pronto la estrella que habían visto salir comenzó a guiarlos hasta que vino a pararse encima de donde estaba el niño. Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra. Y habiendo recibido en sueños un oráculo, para que no volvieran a Herodes, se marcharon a su tierra por otro camino. Palabra de Dios. Gloria a Ti Señor Jesús.

La Vida del Hombre, Debe ser una Eterna Búsqueda de Dios

Esa debe ser la constante en la vida del hombre: Estar siempre a la búsqueda de Dios. Tal como lo hicieron los Magos de Oriente, dejando descanso y confort y perseverando en su objetivo, sin distracciones de ninguna especie. Además, con un gran discernimiento acerca de las personas y de los acontecimientos. Con gran valentía emprendieron el camino. No importaron los obstáculos. ¿Se perdió de vista la estrella que los guiaba? No importa. Hay que continuar la búsqueda, preguntando se llega a Roma, dice el dicho. Vieron a Herodes y, usando el sentido común, por que eso es el discernimiento en última instancia, se dieron cuenta que clase de hombre era. Reencontraron la estrella que los guiaba, encontraron al Rey de los Judíos, lo adoraron y le dieron sus regalos, y, con gran valentía, sabiendo en lo que se metían, se fueron por otro camino. Cambiaron de idea y fueron capaces de tomar otra dirección.

Eso es lo que nos pide Jesús en esta ocasión: Ser capaces de tomar otro camino, otro derrotero, convertirte en un hombre nuevo, en una criatura con un nuevo estilo de vida. Dejar lo andado. Tener la valentía de dejar tu pasado y cambiar de rumbo. Hoy más que nunca, Jesús nos pide lo que los Reyes Magos realizaron: Dejar comodidades, olvidar os obstáculos, fijar la vista en Cristo Jesús, en la Estrella que nos guía e ilumina, ser valientes y capaces de tomar un nuevo estilo de vida, mostrándolo en las conductas, en las actitudes, en las formas de hacer y decir las cosas. ¡Si puedes cambiar! No te derrotes. No se vale decir: “Es que así soy yo y ni modo”. Nada de eso, si se puede ser otro mejor y màs afecto a las cosas de Dios.

Hoy, que eres afortunado en “ver” la Estrella llamada Jesús, es cuando se te pide el cambio. Que lo hagas en la libertad de los hijos de Dios. Olvida vicios y violencias. Siéntete en libertad. No para que hagas lo que quieras, sino para que hagas felices a os que te rodean. Esto que lees en este momento, es tu motivación para seguir a la Estrella que ilumina. Todos necesitamos un consejo, una palabra de aliento. Los Reyes Magos son tu aliento y tu motor para que dejes tu pasado y te embarques en la aventura de fe más grandiosa que es vivir al Estilo de Jesús. ¡Animo, si se puede! Acaba con “Guadalupe Reyes” y principia con el Niño Salvador llamado Jesús.

Señor Jesús, Rescata a mi Familia. ¡Amén!

Señor Jesús, Restaura a mi Familia. ¡Amén!

Señor Jesús, Salva a mi Familia. ¡Amén!

No Responses to “EVANGELIO 06 DE ENERO DE 2013-LA BÙSQUEDA DE DIOS”

Leave a Reply